27 de abril de 2009

Tiranía del desborde LI

Burlémonos del mar obsecuente que se arrastra y se brinda sin reclamar un beso. Riámonos del inconsciente del mar, ese ente que inconsciente se asusta de sus propios fantasmas enterrados bajo mil paladas de agua. Escribamos fábulas acerca de un personaje sombrío que sólo mira hacia afuera, que intenta escaparse de su fuente. Postulemos que el hombre que no se quiere, no quiere. Peguemos carteles en todas las esquinas, que todos sepan que hay alguien, quizás una mujer, que olvida la arrogancia de lo inmenso. Hagamos una, dos, cien caricaturas del nuestro mastodonte que se agita para ver si es cierto que está vivo, que va y viene como quien mendiga un abrazo, que no se planta en su lugar, que no reclama su poder, esa marioneta impresentable que cada vez tiene más sed de una caricia maternal, y gritemos qué inocente que es el mar que confía en nuestra máscara, qué mal que baila, qué asimétrico, qué rústico, qué inseguro que es el mar. Y alejémonos con ironías bien pulidas. Y cuando no pueda oírnos, digamos orgullosos que si nosotros fuéramos el mar, pobre la arena, pobre la tierra, pobre el aire, que si nosotros fuéramos ya no el mar sino una ola del mar, pobre el pescador, que se cuiden los botes y las islas, que si fuéramos ya no una ola del mar, que si apenas fuéramos la espuma de una ola, ahí sí que seríamos temibles, que con sólo blandir una burbuja todas las rodillas clamarían piedad y todas las alas se batirían en fuga. Y volvamos a la orilla, amenacemos al mar con fina inteligencia, mintamos, traicionemos, humillemos al mar, robemos los tesoros, vaciemos los músculos del mar, quitémosle todo. Hagamos una hoguera con la historia del mar. Y echémosle la culpa.

7 comentarios:

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Esto está dedicado a... cómo se llama ese cantante?

Sebastián Olaso dijo...

¡Jajaja! Se llama Sergio Dalma.

Coni Salgado dijo...

Brillante Olaso!!!

Androtéx dijo...

Que bueno Sebastian,
sabés que en una parte de Los Cantos de Maldoror Lautreamont hay le canta al océano. "Yo te saludo viejo océano..." es un buen pasaje. Me hiciste acordar.

un saludo
A.

Szarlotka dijo...

Qué bien que escribís. Qué intenso. Es un placer leerte. Deberías publicar más seguido.

Keiko dijo...

Sí, es muy cierto, Szarlotka.
Debería publicar más seguido... dejar comentarios más seguido...
y pensar en un taller a distancia, ¿por qué no?...

Anónimo dijo...

Echémosle la culpa...al mar.Y yo añadiría: gritémosle, que se ahogue y que escupa las sirenas y los tritones, que condense la arena en sus pulmones, que sí, es cierto.Tiene la culpa.
Besos Sebastián, como siempre...un genio!!, quiero un ejemplar. Sil, Milos.